Click acá para ir directamente al contenido

Boleta electrónica: impulso a la digitalización en empresas

La boleta electrónica te obliga a reorganizar procesos con un enfoque digital, a implementar nuevas tecnologías y a cambiar la cultura del negocio.

El plazo para implementar la boleta electrónicaen el marco de Ley de Modernización Tributaria, venció el 1 de enero de 2021 para los facturadores electrónicos, y el 1 de marzo para aquellos negocios que no ostentan esta calidad. Dicha obligación ha llevado a las empresas a reconfigurar varios de sus procesos, especialmente en lo relativo a la gestión tributaria. 

Además de que han tenido que implementar sistemas tecnológicos y un certificado digital -indispensable para emitir documentos tributarios electrónicos (DTE)-, ya no es necesario el timbraje ni almacenamiento físico de los talonarios. En principio, esto puede ser complejo porque supone el dominio de nuevas habilidades, pero es muy benéfico porque da un impulso significativo a la transformación digital. 

¿Cómo la boleta electrónica impulsa la digitalización empresarial?

La boleta electrónica es una solución clave para la digitalización de los procesos. Esto, por diversas razones:

Mayor agilidad

Gracias a la boleta electrónica, las transacciones entre contribuyentes se vuelven más ágiles, ya que no es necesario gestionar el documento en papel -siendo enviado al cliente a través de correo electrónico-, mejorando la experiencia del consumidor y otorgando mayor orden a los flujos de trabajo.

Lo anterior implica, por supuesto, la necesidad de repensar la metodología, el modelo y el proceso de ventas y gestión tributaria, con una orientación más digital, centradas en el cliente y en el aprovechamiento de la información. 

Incorporación con otros sistemas

Además de lo anterior, la gestión de la boleta electrónica la integración de este DTE co otras plataformas internas, como ERP, control de inventarios o software contable -entre otros, evitando redundancias o errores en los cálculos.

Mejor control de la información

La obligatoriedad de la boleta electrónica forma parte de una serie de medidas orientadas a mejorar los procesos entre contribuyentes. Así, gracias a este DTE y otros como la factura o la guía de despacho, las organizaciones pueden tener un mejor control de la información, ya que todo se gestiona a través de sistemas especializados.

Esto permite también llevar una contabilidad más ordenada y con fácil acceso a datos o archivos específicos, permitiendo a las organizaciones tener un mejor control sobre la información financiera, clave para tomar decisiones estratégicas.

Cambio en la cultura organizacional

Todo esto deriva en un cambio cultural al interior de la empresa. Algo muy importante si consideras que en un proceso de transformación digital la cultura juega un papel mucho más importante que las mismas tecnologías pues, al final, son las personas las que ejecutan los procesos.

En este contexto de digitalización empresarial, una de las grandes ventajas de los sistemas de emisión de boletas electrónicas es que son asequibles a todos los presupuestos, y que son fáciles de implementar y de usar, aun cuando no poseas conocimientos informáticos mayores. 

 

La digitalización es inevitable. Ten presente, por ejemplo, que el 88% de las pymes del país afirma que la pandemia digitalizó sus empresas, y otro 71% planea continuar con la adquisición e implementación de nuevas tecnologías después de la crisis sanitaria, según un estudio realizado por la consultora Edelman para Microsoft Chile.

No sumarse a las dinámicas de digitalización empresarial puede derivar en una pérdida de competitividad significativa y el final del negocio. Por eso, debes considerar la obligatoriedad de los documentos tributarios electrónicos como una evolución inevitable de tu negocio, como un paso importante hacia la digitalización empresarial.

Artículos relacionados

Red de Atención

Encuentra tu sucursal más cercana en tu región o ciudad

Sucursal Los Leones: Av. Nueva Providencia 2260, Local 81, Providencia.